top of page
  • OUL

El diseño sonoro



En la actualidad no es fácil concebir una película sin sonido. Aún siendo el origen del cine las imágenes en un movimiento silente, cuando vemos una película sin audio nos parce que algo le falta, que no está completa.

El sonido redondea la esfera perceptual en el lenguaje cinematográfico, ya que no solamente complementa las imágenes proyectadas, sino que aporta elementos narrativos de los cuales la imagen carece.

El sonido es indispensable en la narración de una película tanto como la imagen misma.

Sin embargo, cuando nos referimos a la “banda sonora” que forma parte de una película generalmente relacionamos el término con la música que acompaña al filme. Está asociación natural es resultado de estrategias de mercado, que propician la generación de productos derivados de la película inicial. No obstante, la música será solamente uno de los muchos componentes que conforman la banda sonora.

Para concebir el sonido que debe acompañar y complementar una película es necesario partir de un diseño sonoro. Un mapa conceptual que imagine la atmosfera sonora dentro de la cual se desenvuelve el relato.

Para su concepción y organización es necesario agrupar los sonidos en relación a sus características e importancia narrativa dentro de la historia. En este sentido podemos considerar cinco grupos básicos o pistas de sonidos que integran una banda sonora:

En primera instancia, por su papel protagónico en la narración, se encuentran los diálogos. Todo el conjunto de parlamentos expresados por los actores durante la filmación de las escenas y grabados en simultaneo, a la par de las imágenes. A este primer conjunto de audio se le conoce como “sonido directo” ya que es registrado en vivo mientras se desarrolla la escena filmada.

El segundo grupo sonoro serán los llamados “sonidos incidentales”. Se trata de todos aquellos sonidos que no son diálogos, pero que se producen como resultado de las acciones que muestran las imágenes. Una gran parte de los sonidos incidentales será producto de la grabación en el set como consecuencia del “sonido directo”. Pero habrá un amplio porcentaje de incidentales creados posteriormente, durante la postproducción del filme, conocidos como “Foley’s” por el nombre del ingeniero de sonido que perfeccionó su uso en el cine.

El tercer grupo envuelve a los diálogos y a los sonidos incidentales, creando la sensación de los espacios, los entornos y el contexto sonoro en donde suceden las acciones. Nos referimos a los “sonidos ambientales”. Todos aquellos sonidos que son parte de la atmósfera de un lugar y de un tiempo determinado. La gran mayoría de ellos se agregará durante la postproducción, como una “cama” o base continua que englobe la totalidad de una escena determinada. Sin embargo, es muy importante grabar algunos minutos de los ambientes naturales en las mismas locaciones donde suceden las escenas, ya que servirá para subsanar variaciones en los sonidos de fondo durante el armado de las pistas de diálogos. A la grabación de éstos ambientes se les conoce como “room tone” por su connotación sonora distintiva del lugar donde se filma.

El cuarto grupo será los “efectos de sonido”. Se trata de todos aquellos elementos de audio que se deseen incorporar a la narración y que no estén contenidos en las pistas anteriores. Deberán ser tratados de manera autónoma para enfatizar algún fragmento específico del relato. Un balazo o una explosión son claros ejemplos de un efecto sonoro.

Particularmente importante como complemento narrativo, el quinto grupo o pistas de sonido son propiamente la música que formará parte de la película, ya sea que se componga una partitura original o se utilice música previamente existente. La pista de música es compleja, ya que debe cumplir una función narrativa por si misma, sin perder de vista que se trata de un acompañamiento simbiótico en conjunto con la historia narrada por las imágenes.


En el caso de la música original para una película, a la dificultad implícita en la composición y grabación de una partitura, se agrega la necesidad de funcionar en sincronía con los tiempos y ritmos de la narrativa fílmica, buscando lograr que las imágenes consigan transmitir con mayor eficacia el contenido emotivo depositado en la historia.

Komentarai


bottom of page