top of page
  • OUL

Los lentes y la distancia focal



El lente fotográfico es una de las herramientas de lenguaje más poderosas con las que cuenta el cineasta para expresarse a través de la imagen.

La decisión sobre qué lente deberá de usarse durante una determinada escena o plano cinematográfico no debe tomarse a la ligera. Para ello, el Director junto con el Fotógrafo tienen que considerar numerosos aspectos de carácter expresivo, en función de la forma narrativa deseada.

Lo primero que deberá tomarse en cuenta al seleccionar un lente es su distancia focal, es decir el ángulo de visión: Mientras más larga sea la distancia focal, más estrecho será el ángulo de visión. Mientras más corta sea la distancia focal, más abierto o amplio será el campo de visibilidad de un lente.

El ángulo de visión determina el fragmento de la escena que deseamos encuadrar a través de la cámara. Los lentes de distancia focal larga, llamados Telefoto, crean una sensación de acercamiento o incremento en el tamaño de los elementos dentro del cuadro, reduciendo considerablemente el segmento visible de la escena registrada; los lentes de corta distancia focal, llamados Angulares, provocan la ilusión de alejamiento sobre la escena, reduciendo el tamaño de los elementos en el cuadro, pero dejando ver una porción más amplia de la escena filmada.

Existen dos tipos básicos de lentes: los de distancia focal fija y los lentes zoom. A diferencia de los lentes de distancia focal fija, que tienen un solo ángulo de visión, los lentes zoom tienen distancias focales variables, lo que significa que pueden variar su ángulo de visión, propiciando una mayor versatilidad al momento de decidir el tamaño de cuadro.

Sin embargo, los lentes de distancia focal fija tienden a tener una apertura máxima más amplia en el diafragma, lo que permite filmar en condiciones de menor luz y su desempeño en términos de nitidez y profundidad de campo es de mayor precisión que los lentes zoom.

Al registrar la escena a través del lente de la cámara estamos convirtiendo el espacio tridimensional en un plano bidimensional, por lo tanto, la ilusión del espacio en la pantalla se crea por la perspectiva que genera el plano. El uso de lentes Angulares o de corta distancia focal propicia una distorsión en la perspectiva, pronunciando las curvas y acentuando la sensación de distancia entre los elementos del cuadro. Todo parece estar más lejos de la cámara.

Por el contrario, los lentes Telefoto o de larga distancia focal, propician que la perspectiva se reduzca, creando la sensación de una mayor cercanía entre los elementos en el cuadro, como si se tratara de un solo plano sin profundidad.

Para crear la sensación de una perspectiva “natural”, como la apreciamos a simple vista, se requiere el uso de un lente Normal, llamado así por la forma en la que la perspectiva del espacio se registra fiel a la percepción óptica. La distancia entre los elementos registrados en el plano fílmico y la perspectiva en los volúmenes de las formas en el cuadro, coincide con la manera como la apreciamos con el ojo.

La distancia focal en el lente Normal está determinada por el tamaño del diámetro en el lente, expresado en milímetros, y el tamaño del sensor de la cámara en donde la imagen se registra.

Un lente Normal en un sensor de formato full frame sería de un diámetro de 50 milímetros, ya que la hipotenusa del rectángulo en un sensor de 36 milímetros de largo por 24 de alto, será de 43.3 milímetros.

El mismo lente 50 milímetros en un sensor de menor tamaño o cropped sensor, conocidos como APS, se convierte en un lente Telefoto o de distancia focal larga, equivalente a un 80 milímetros comparado con el sensor full frame.

El lente brinda el campo de visión mediante el cual el espectador observará la escena, acercándolo o distanciándolo, reduciendo o amplificando la mirilla a través de la cual se asoma para ver el relato cinematográfico.

Comments


bottom of page