top of page
  • OUL

El equipo de cámara: iluminación y tramoya



En una producción cinematográfica es fundamental contar con el equipo de cámara y sonido indispensable para lograr el óptimo registro de imagen y de audio que el proyecto requiere. Conocer las necesidades técnicas que el rodaje del filme precisa es esencial.


Para ello el Director debe plantear, desde la elaboración del guión técnico, todo aquello que le será necesario para contar el relato visual. Junto con el Director de Fotografía y el Diseñador de Sonido, deben establecer el equipo requerido para lograr capturar la historia como se la imagina el Director.


Decidir el formato a emplearse para el registro de las imágenes, el tipo de cámara, la resolución adecuada, los lentes básicos, la clase de iluminación predominante, serán sólo algunos de los componentes para determinar qué equipo será necesario tener durante el rodaje.


Una vez determinada la cámara que se utilizará en la filmación, también será necesario establecer qué herramientas son más efectivas para potencializar su uso en el relato. Si se requieren desplazamientos de la cámara, ya sean movimientos libres apoyados por estabilizadores o “steady cam”; ya sea que se trate de recorridos realizados con “toninas” o movimientos de “dolly”; ya sea que se requiera de desplazamientos de “pluma” o “traveling” de mayor sofisticación; todos ellos requerirán de equipo especializado y de operadores experimentados para asegurar un correcto funcionamiento y un resultado efectivo en las imágenes registradas.


Para el caso particular de la iluminación será necesario establecer con antelación la cantidad de lámparas necesarias y el tipo de luz que se desea utilizar, tanto en su temperatura de color como en sus cualidades lumínicas. Asimismo será indispensable conocer la intensidad máxima de iluminación deseada en términos de potencia, ya que se requiere determinar el voltaje y el wataje de las fuentes de electricidad que se vayan a emplear para alimentar el equipo.


En términos de tramoya, la iluminación deberá de estar apoyada por instrumentos que ayuden al Director de Fotografía para acotar la luz y lograr los efectos buscados, controlando al máximo las fuentes de iluminación para obtener el resultado deseado. En este sentido será indispensable contar con tripiés robustos, conocidos como “C stand” o “centuries”; banderas o cortadoras para la luz; filtros de gelatina para corrección de temperatura de color o para efectos particulares; Pantallas bloqueadoras y paneles de reflexión para la luz; todos ellos instrumentos de apoyo para la delicada tarea de iluminar la escena conforme la historia lo requiera.

Por su parte, también será indispensable establecer desde el diseño de la banda sonora la forma como deberá de registrarse el audio, empezando con el formato sonoro compatible con la edición sincrónica de la imagen; tomando en consideración el tipo de grabadora con la que se hará el registro; la clase de micrófonos que deberán de usarse y aquellos dispositivos adicionales que apoyen la ejecución más adecuada del proyecto.


El equipo que se utiliza en un rodaje se transforma en los ojos y los oídos del Director para poder “ver” y “oir” la película desde su gestación, es por ello que resulta fundamental tener un control cercano del proceso, monitoreando y revisando de forma inmediata aquello que está siendo registrado. Contar con equipos de monitoreo, tanto de audio como de imagen, durante todo el proceso de rodaje se convierte en un aliado indispensable para asegurarse que la historia está siendo registrada de la mejor forma posible.

Comments


bottom of page