top of page
  • OUL

La Puesta en Escena



A diferencia de la puesta en cámara, la puesta en escena no tiene su origen en el lenguaje cinematográfico, por el contrario, es uno de los más fuertes legados que el cine ha recibido de las artes escénicas, particularmente del teatro.

Como en el teatro, la puesta en escena se consigue mediante la interacción de los actores ejecutando las acciones y los diálogos descritos previamente en el guión. Sin embargo, las similitudes con la puesta en escena teatral terminan aquí ya que para el cine la puesta en escena no será una situación en continuo como lo es la escena para el teatro.

En el cine la puesta en escena es la fragmentación misma de su propio continuo.

Para lograrlo se requiere de una colaboración estrecha con la puesta en cámara. Las acciones ejecutadas por los actores y sus parlamentos están intrínsecamente vinculados con la posición de la cámara y el tamaño del plano a filmarse. Asimismo la duración de la escena está condicionada por la duración del plano.

Podemos afirmar entonces que la puesta en escena cinematográfica se realiza específicamente para el cuadro de cine, es decir, para el fragmento de espacio que asoma por la cámara y por el periodo de tiempo que dicta el plano filmado.

En este sentido, la ruptura constante del tiempo y del espacio escénico, propiciada por el corte fílmico y el cambio de emplazamiento de la cámara, obligan al cineasta a concentrarse en los mecanismos mediante los cuales se consiga crear la sensación de un flujo natural en el tiempo y en el espacio, propiciando en el espectador la certeza de presenciar una escena en continuo.

La forma más eficaz de lograr esta sensación de continuo temporal será mediante la idéntica repetición de las acciones y los diálogos, tantas veces como se deseé fragmentar la escena, de modo que al montar los diferentes fragmentos en la edición final se consiga dar la impresión de una continuidad natural de las acciones, fluyendo de un plano a otro, sin la percepción consiente del corte cinematográfico por parte del espectador. La repetición de acciones y diálogos entre un plano y otro se le conoce como overlapping y el ensamblado preciso de una acción entre dos planos diferentes lleva el nombre de matching.

La precisa repetición entre un plano y el siguiente se convierte en un factor fundamental de la narración cinematográfica, propiciando una cuidadosa atención en la continuidad de acción, la continuidad de vestuario, peinado y maquillaje, la continuidad de utilería, la continuidad de diálogos, así como la continuidad de iluminación, al momento de realizar la puesta en escena durante los diversos planos que habrán de componer la totalidad de la secuencia fílmica.

La puesta en escena cinematográfica es el conjunto de acciones fragmentadas, filmadas en ruptura espacio-temporal, para ensamblarse posteriormente durante el montaje en un continuo narrativo.

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page